Con la respiración ovárica conseguimos conectar con nuestros órganos femeninos: ovarios, trompas de falopio, útero, cuello uterino y vagina.

A traves de una práctica basada en el Qi Gong de la mujer adaptamos nuestra respiración para conectar con nuestro centro de poder y desde ahí podemos redirigir la energía a otras partes de nuestro cuerpo para liberar bloqueos y estancamientos de energía.

En la respiración ovárica adaptamos el proceso respiratorio para dirigirlo junto con nuestra atención y amor a la matriz y a los ovarios.

La medicina tradicional china se basa en la energía y describe los desórdenes en nuestros órganos femeninos como los quistes ováricos, miomas en la matriz, menstruaciones irregulares o dolorosas y otros síntomas como bloqueos o estancamientos de energía.

Con la respiración ovárica podemos movilizar la energía de estos sagrados órganos en las mujeres y ayudar a que toda nuestra energía sexual, nuestro centro de poder funcione con normalidad y en equilibrio.

Junto a esta práctica siempre se utilizan otras técnicas de visualización y conexión con nuestras aguas internas para profundizar en su sanación, brillo y bienestar.


Me gustaria recibir más información

    Compartir en...
    Share on Facebook
    Facebook
    Tweet about this on Twitter
    Twitter
    Print this page
    Print