Todas las personas somos el resultado de lo que hemos vivido en nuestra experiencia personal. Saber darle orden a nuestras vivencias y nuestro pasado es fundamental para poder crecer como personas.

Tomar conciencia de las emociones, tanto positivas como negativas, de los eventos, de las circunstancias vividas en nuestro proceso de vida es vital para ubicarnos en el presente y comprender nuestra forma de comportarnos hacia el exterior y sobretodo hacia nosotros mismos.


Objetivo

Lo que se pretende al atravesar una Línea de Vida de forma física, visual o dibujada en un papel es canalizar y gestionar ciertas emociones pasadas, las mismas que muchas veces repetimos de forma inconsciente, ya que en su momento fueron reprimidas.

Conectando con todos estos sentimientos, sin cuestionarnos, simplemente dejando que el inconsciente libere su carga, que de alguna manera, íbamos arrastrando en nuestra vida cotidiana, podemos reconocer viejos patrones y paradigmas en nuestra estructura mental y emocional y lograr transformarlos.


Beneficios

Al revivir de forma inconsciente los sucesos de nuestra vida, mucha energía se libera y se reestablece la armonía interna y paralelamente, la persona logra ubicarse en su proceso de vida actual y encontrar su camino.

Finalmente, se hace un análisis reflexivo de la situación vivida y eso ayuda a tomar conciencia de por qué y para qué se repiten ciertas circunstancias en nuestra vida y darles solución.

Realizar una Línea de Vida es realmente un proceso muy liberador.


Me gustaria recibir más información o solicitar una terapia

    Compartir en...
    Share on Facebook
    Facebook
    Tweet about this on Twitter
    Twitter
    Print this page
    Print