Vista previa gratuita

Lección 2: Los cuatro arquetipos femeninos

Los arquetipos son símbolos o personajes de nuestra memoria colectiva que asociamos de manera muy sencilla. El relacionar los arquetipos femeninos con las fases del ciclo nos ayuda a ver mejor las energías por la que pasamos las mujeres cada mes. Estos arquetipos están vinculados con las fases lunares, las estaciones, los elementos, la etapa vital… nos ayudan a comprender de una manera más profunda nuestra feminidad y cómo utilizarla a nuestro favor. Por ejemplo: Es mejor iniciar algo nuevo en la fase de la doncella, donde tendrás más energía y más lucidez al crear cosas.

Los arquetipos femeninos son 4: doncella, madre, hechicera y anciana sabia.

¿Por qué conocer los arquetipos femeninos? Nos ayuda a saber las diferentes energías de nuestro ciclo. Podemos utilizar esta energía en nuestro favor. Podemos darnos cuenta qué energía nos predomina y cual no, potenciando esta última para encontrar el equilibrio en nuestro ser.

Doncella

Fase Lunar: Luna Creciente

Fase del ciclo: Pre-ovulación

Estación: Primavera

Etapa vital: Paso de niña a adolescente

Elemento: Aire

Energía: impulsiva, creativa, independiente, dinámica, libre y confiada. Seguridad en sí misma. Sexualmente más activa.

Madre

Fase Lunar: Luna Llena

Fase del ciclo: Ovulación

Estación: Verano

Etapa vital: Maternidad

Elemento: Agua

Energía: maternal, nutridora, fuente de vida, gestadora de proyectos, amorosa, sensual, protectora, interés en los demás, responsable, sueños vívidos.

Hechicera

Fase Lunar: Luna Menguante

Fase del ciclo: Premenstruación

Estación: Otoño

Etapa vital: Menopausia

Elemento: Fuego

Energía: misteriosa, creativa y desenfrenada, interior, compulsiva, frustración, activa sexualmente para satisfacer sus deseos, agresiva, seducción, espiritual, magia, sueños premonitorios.

Anciana Sabia

Fase Lunar: Luna Nueva

Fase del ciclo: Menstruación

Estación: Invierno

Etapa vital: Vejez

Elemento: Tierra

Energía: introspección, retiro, conocimiento, pierde concentración, no socializar, meditación, enraizamiento, quietud, renovación, descanso, sexualidad casi espiritual.

Te propongo: Todas tenemos un arquetipo más potenciado que otro como esencia. Así que te propongo observarte estos días para que descubras cual es el arquetipo que te predomina.

Conoce los arquetipos y conócete más.

Todas tenemos un arquetipo más potenciado que otro como esencia, por ello te propongo observarte estos días para que descubras cuál es el arquetipo que te predomina.

¡Me gustaría inscribirme al Curso!

Un profundo viaje hacia nuestro interior

Reconocer nuestros ciclos y nuestra sexualidad es el camino que nos ayuda a profundizar en nosotras mismas

 
 

 

doncella
Volver a: El misterio. El inicio de ser mujer > El viaje. La mujer que hay en ti

Los comentarios están cerrados.