Vista previa gratuita

Lección 1: ¿Qué es ser cíclicas?

Hace unos años descubrí que soy cíclica, de hecho, como mujeres, TODAS lo somos. El saber eso me ha enseñado a aceptar muchos momentos y estados de mi vida, y a comprenderme mejor yo misma y mi entorno.

Comencé a investigar sobre la ciclicidad y a reconciliarme conmigo misma y con mi cuerpo. El libro de Miranda Gray ‘Luna Roja’ fue un antes y un después. Eso me llevó a formarme como Moon Mother® en el despertar de la energía femenina, y así poder enseñar a otras mujeres lo mismo que aprendí yo.

Empecé a comprender porqué unos días estoy muy creativa y tengo mucha energía y otros sin embargo lo que me apetece es quedarme en casa y descansar.

Somos cíclicas, y ¿qué significa eso? Que como la luna tenemos nuestras fases y que cada fase nos aporta una energía diferente que nos hace indagar en nosotras mismas y en los demás de maneras distintas. 

feminidad consciente

Toda mujer pasa por cuatro fases durante su ciclo, que llamamos arquetipos. Estos arquetipos son una manera simbólica de identificar estas diferentes energías. En el siguiente video te explicaré más en profundidad acerca de los arquetipos y la energía de cada uno de ellos.

El identificar y conocer nuestras fases es una herramienta muy poderosa a la hora de planificar nuestra agenda. Puesto que hay momentos en los que te apetece más socializar y otros en los que te apetece espachurrarte en el sofá de casa.

Pero claro, el saber en la fase en la que estás te preguntarás: ¿y ahora qué? En mi vida diaria tengo unas obligaciones que no puedo renunciar, he de trabajar, recoger a los niños… vivimos en una sociedad en la que no puedes parar así como así, y no puedes ir a decirle a tu jefe: ‘oye mira, que estoy menstruando, por lo tanto estoy en mi arquetipo de la anciana y lo que ahora necesito es irme a casa unos días y descansar. ¡Venga hasta luego!’.

Es muy difícil ser cíclica en la sociedad que nos ha tocado vivir, donde hemos de estar siempre contentas, sonrientes, cuidar a las personas de nuestro entorno, ser buena madre, buena hija, una esposa atenta… aunque lo ideal sería poder escucharnos y actuar en consecuencia, poder vivir en un mundo donde a la mujer se la respetara y pudiera decidir qué hacer según cómo se encontrara física y anímicamente, vivimos en la sociedad que vivimos y aun no la podemos cambiar.

Conocer tu fase lo que va a hacer es ayudarte a comprender cómo funcionas por naturaleza. No exigirte y cargarte de obligaciones cuando ves que no tiras, y hacer lo estrictamente necesario. Y realizar actividades más físicas cuando estés en tu fase de completa energía. En resumen: ir de acorde con los cambios que te pide tu cuerpo y tu mente.

¿Cómo observar mis ciclos?

¿Y cómo sé en que fase estoy? Una manera muy buena de saber esto es a través del Diagrama lunar que te explicaré en unos videos más adelante. Eso lo podrás hacer si menstrúas de una manera muy fácil, y si ya no menstrúas o no tienes útero continúas siendo cíclica y te puedes ayudar con las fases lunares. Será la luna entonces la que te ayude a ver estas diferencias que habitan en nosotras.

El diagrama lunar te ayudará a ver patrones en tus ciclos y a crear tus propias herramientas de conocimiento personal.

Sobre todo, no te olvides:  No estás loca, ¡eres cíclica!

¡Me gustaría inscribirme al Curso!

Un profundo viaje hacia nuestro interior

Reconocer nuestros ciclos y nuestra sexualidad es el camino que nos ayuda a profundizar en nosotras mismas

 
 

 

doncella
Volver a: El misterio. El inicio de ser mujer > El viaje. La mujer que hay en ti

Los comentarios están cerrados.